Lean es una filosofía de mejora continua que se viene aplicado desde hace varias décadas, demostrando que proporciona beneficios significativos a las organizaciones —tanto de manufactura como de servicios— en todo el mundo. Su objetivo es hacer más con menos: menos esfuerzo humano, menos equipo, menos tiempo y menos espacio, mientras se aproxima a proporcionar a los clientes lo que realmente quieren. Sus objetivos principales son eliminar desperdicio y crear valor para el cliente.

En la actualidad, las organizaciones se enfrentan a diversos retos a la hora de ser más competitivos en sus ciclos de innovación. El entorno de negocio, altamente competitivo, plantea una serie de requerimientos:

  • Reducir los ciclos para mejorar el tiempo de desarrollo de nuevos productos.
  • Conocer mejor las necesidades del cliente en las etapas tempranas del desarrollo.
  • Ofrecer mayor variedad de productos innovadores para satisfacer las diferentes necesidades del mercado.
  • No solo diseñar productos innovadores, si no también nuevos servicios y experiencias.
  • Aumentar la probabilidad de éxito en el lanzamiento de innovaciones de producto.

Teniendo en cuenta este contexto, la implementación de los principios y las herramientas relacionadas con el pensamiento Lean se convierte en una forma prometedora de superar estos retos. Como resultado, varias compañías de diferentes sectores han comenzado ya a aplicar los principios Lean al proceso de innovación. Sin embargo, al iniciar este camino, se enfrentan con otros desafíos críticos:

Poder diagnosticar cuál es el nivel de conocimiento de la organización y cuánto ha avanzado en la implementación de prácticas Lean en el proceso de innovación.

Conocer en cuáles practicas Lean se tiene un gap más significativo y cuáles resultan críticas a la hora de hacer más eficiente el proceso de innovación.

Saber cómo priorizar las prácticas de acuerdo con la estrategia de negocio, para desarrollar un plan de acción en el cual enfocar recursos y sumar esfuerzos en una sola dirección.

En los últimos años ha crecido mucho el interés de aplicar practicas Lean al proceso de innovación

Lean PPD

Lean Analytics Asociación (LAA) fue fundada en Suiza en el 2012, como un spin off del Politecnico de Lausanne. Es una una organización sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo el de difundir y explotar los resultados del proyecto Europeo Lean Product and Process Development (LeanPPD), un proyecto en el que colaboraron Rolls Royce, Indesit, Volkwagen, Visteon, Sitech, Sisteplant, la Universidad de Cranfield, Tecnalia, Politécnico de Milano, EPFL, ATB y la Universidad de Warwick en el periodo (2009 – 2013).

Al concluir LeanPPD, y gracias a las lecciones aprendidas, LAA desarrolló la metodología DARE con el objetivo de proporcionar a las organizaciones un marco sencillo y estructurado para transformar su proceso de innovación en un entorno Lean, permitiéndoles implementar la combinación adecuada de los facilitadores según las necesidades del negocio.

Metodología DARE

La metodología se compone de cuatro fases principales:

Descubrir (discover). Permite a las compañías identificar la necesidad de aplicar la filosofía Lean y expandir el conocimiento para invertir en el despliegue de las prácticas Lean en innovación. En esta fase es importante definir la visión del despliegue Lean, así como obtener el compromiso de los líderes para que contribuyan y participen activamente al cambio organizacional. Este proceso incluye el cambio de rutinas y formas arraigadas de trabajar hacia un mindset de solución de problemas y mejora continua, tanto de forma individual como colectiva.

Diagnosticar (assess). Una vez que la organización reconoce la importancia y los beneficios que se pueden obtener al implementar los principios de Lean Thinking en el proceso de desarrollo de productos, en esta segunda etapa de la metodología DARE se propone realizar un diagnóstico para identificar el nivel de madurez de las prácticas Lean en este proceso e identificar los gaps y realizar un benchmark con otras empresas exitosas.

En esta fase se utiliza la herramienta de evaluación SMART, que integra 56 mejores prácticas Lean que permiten diagnosticar cualitativamente el avance de su implementación. Al finalizar el diagnostico se proporciona un reporte de resultados, que incluye una serie de gráficos radar en lo que se muestran los resultados por cada una de las cuatro perspectivas donde se visualizan los niveles AS-IS y TO-BE para cada una de las 56 prácticas. Del mismo modo, el reporte incluye así un benchmark comparativo con otras organizaciones que también han realizado el diagnóstico.

Desarrollar un plan de acción (roadmap). Después de haber concluido el diagnostico SMART, el tercer paso de DARE se enfoca en apoyar a los equipos a crear un plan con actividades, fechas y responsables para alcanzar un mayor nivel de madurez. La Asociación Lean Analytics ha creado un toolkit de prácticas basado en un proyecto de investigación anual, en el cual se convoca a empresas a descubrir, compartir y documentar sus prácticas Lean para innovación y las últimas tendencias.

Desde el 2015, han participado ya 18 empresas en este proyecto de investigación. Como resultado, se han identificado nuevas prácticas emergentes alineadas a doce facilitadores, distribuidos en cuatro áreas estratégicas: estrategia y desempeño; personas expertas y colaboración; proceso de innovación eficiente y sostenible; y el cambio y la mejora continua.

Con la finalidad de conocer y visualizar todas prácticas identificadas hasta el momento para la creación del roadmap, se ha diseñado un toolkit en el que se incluyen los templetes así como las tarjetas que describen todas las prácticas.

Ejecutar (execute). La cuarta y última fase busca implementar y dar seguimiento a las acciones y proyectos de mejora definidos en la etapa anterior.

Esfuerzo continuo

Es importante mencionar que el modelo DARE está alineado con la filosofía de mejora continua, por lo que la recomendación es aplicarlo continuamente. Por ende, se ha nombrado como Lean Innovation Journey, teniendo en cuenta que supondrá un esfuerzo continuo la búsqueda de la excelencia en el proceso de innovación.

Durante el workshop de desarrollamos en el IV Congreso Nacional Lean IT de AELIT se presentara brevemente el modelo DARE y, en base a una simulación, los participantes conocerán y aplicaran tanto la herramienta de diagnóstico SMART (utilizada en la segunda fase de DARE) así como el toolkit para el desarrollo del roadmap.

¡Será un placer conoceros en Madrid, en este IV Congreso Nacional de Lean IT!